«TIEMPO DETENIDO» REÚNE LOS TRABAJOS REALIZADOS DURANTE EL CONFINAMIENTO POR 42 FOTÓGRAFOS PROFESIONALES

El confinamiento desde la mirada de los fotógrafos profesionales. Ese es el punto de partida de Tiempo detenido. Memoria fotográfica del confinamiento un proyecto en el que Fundación ENAIRE y PHotoESPAÑA han recogidos los trabajos de 42 autores españoles realizados, desde que se decreta el estado de alarma en España, el pasado 14 de marzo.

Tiempo detenido se ha desarrollado como una exposición virtual que puede visitarse en la página web de PHotoESPAÑA y que se incluye entre los proyectos digitales de la XXIII edición del Festival.

Además, los proyectos se reunirán también en un libro editado por La Fábrica y Fundación ENAIRE en el que las imágenes estarán acompañadas por las reflexiones de Elvira Lindo, Carlos del Amor y Mireia A. Puigventós

En Tiempo detenido diferentes miradas y voces narrativas nos hablan en imágenes de la experiencia del confinamiento.

Rubén Acosta, Rafael Andrés, Bego Antón, Samuel Aranda, Sandra Balsells, Lurdes R. Basolí, Jonás Bel, Clemente Bernad, Jordi Bernadó, Manu Brabo, Santi Burgos, Álvaro Calvo, Olmo Calvo, Carma Casulá, Jordi Cohen, José Colón, Estela de Castro, Paula de Felipe, Paola de Grenet, Javier Fergo, Ariadna García, Ricardo García Vilanova, Eugeni Gay, Susana Girón, Jorquera, Laura M. Lombardía, Fernando Maquieira, Juan Millás, Isabel Muñoz, Eduardo Nave, Santi Palacios, Isabel Permuy, Judith Prat, Castro Prieto, Laura San Segundo, Gervasio Sánchez, Rif Spahni, Carlos Spottorno, Anna Surinyach, Rafael Trapiello, Gianfranco Tripodo y Susana Vera, son los autores que han participado en el proyecto, presentando trabajos que van desde los testimonios mas documentales, hasta otros de carácter más poético.

En un mundo detenido por la enfermedad, la urgencia y el aislamiento, las fotografías del proyecto nos hablan de la quietud y la inquietud, de una velocidad emergente y otra más lenta y pausada, de un tiempo interior y otro exterior. La vida en suspenso ha arrollado nuestras prisas y ha dejado imágenes que pasarán a formar parte de nues­tra memoria. Tiempo Detenido es memoria y testimonio, de carácter poliédrico y transversal, abordado desde diversos puntos de vista que genera diferentes temáticas como la espera, la emergencia, el vacío, la enfermedad, la muerte, la familia, la solidari­dad, la urgencia, la esperanza, etc. a través de la fotografía.

Se trata de un homenaje a la narración de vidas y a la suspensión del tiempo, además de un reflejo de un estado anímico y mental que oscila entre el olvido de uno mismo y la conciencia de sí mismos. El tiempo que habita en las imágenes que permanecen en la memoria.

La investigación y localización de trabajos realizados por los fotógrafos ha corrido a cargo de Eduardo Nave. PHotoESPAÑA y Fundación ENAIRE son responsables de la selección final.

El proyecto está dividido en cuatro secciones, titulada cada una de ellas con palabras cuyo significado ha alcanzado una nueva dimensión en los últimos meses:   Ausencia, Urgencia, Espera y Ensoñación, son las secciones en las que se reúnen estos proyectos.

En Ausencia: “encontramos imágenes en las que el vacío cobra un nuevo significado. En esta sección los espacios han perdido su condición de “telón de fondo” para ocupar el único plano de la narración”, como señala Mireia Puigventós.

La sección Urgencia recoge imágenes de aquellos protagonistas que combatieron en primera línea. Profesionales sanitarios, militares son algunos de los protagonistas de estas imágenes que son “fragmentos de un momento histórico que ha sido embestido para hacernos entender que no todo es tiempo presente, sino tiempo inminente… Nos hemos transformado en la manifestación del tiempo, en su despliegue, en su medida.”

La pandemia ha dado también una nueva dimensión al concepto del tiempo y a términos como el de Espera. Nos hemos visto abocados a frenar en seco y a la vez, hemos tenido la oportunidad de tal vez, recuperar el tiempo perdido o aquel que nunca teníamos tiempo de disfrutar: “Las fotografías que transitan en este apartado señalan una nueva duración que se despliega más introspectiva: atraviesan la espera o, lo que es lo mismo, ocupan la vida. Se interesan por un mundo interior, sin mesura ni medida, por cosas que se han parado un instante.”

En Ensoñación se reúne trabajos fotográficos nacidos en los “intervalos”. “Entre el encendido y el apagado, en un abrir y cerrar de ojos, donde afloran estas fotografías. Imágenes lindantes, febriles, que dormitan, que se activan con el deseo de encontrar otros mundos, a veces ficticios.”

Entre todos los trabajos que conforman Tiempo detenido el público podrá votar a través de la web del Festival, el mejor trabajo, que recibirá un premio de 3.000 euros.

About the author