BEL CANTO, LA ÚLTIMA FUNCIÓN.

Dirección: Jesse Nye, Paul Weitz.
Guión: Ann Patchett, Paul Weitz y Anthony Weintraub.
Estados Unidos 2018.
Duración:100’
Estreno en España el 22 de marzo de 2019.

El guion de Bel Canto proviene de la novela del mismo título, de Ann Patchett. En él ha colaborado también el director del film, Paul Weitz, junto con Anthony Weintraub y la propia autora de la novela.

null

No estoy segura de si la novela original —o su traspaso a argumento cinematográfico— son así de planos deliberadamente, o es un defecto que no han sabido subsanar. Pero faltan datos para entender lo que sucede en esta película: algún hecho que justifique lo que pasa, ciertos actos…

Un ingeniero, importante empresario japonés, Hosakawa (interpretado con solvencia por Ken Watanabe) es un apasionado de la ópera. En especial es fan de la prestigiosa soprano norteamericana Roxanne Coss (interpretada por Julianne Moore, muy en el papel de diva, pero no tanto en el de cantante). Una admiración cercana a la idolatría.

El gobierno de un país, que por todos los indicios parece el Perú de Fujimori, u otro peruano-japonés similar, invita al empresario Hosakawa a una audición privada con Coss en una recepción con  diplomáticos, altos dignatarios y clero, en la sede de la vicepresidencia del gobierno. El objetivo es que el japonés construya en suelo peruano una fábrica suya.

La recepción a la que debería acudir el Presidente, que a última hora se escaquea para ver por televisión su serial favorito, se ve abortada por un grupo de revolucionarios “del sur”, que toman como rehenes a los invitados a la recepción, y al vicepresidente y su familia, a cambio de liberar a todos los presos políticos detenidos por el Gobierno, una dictadura militar.

null

El argumento es que la música y más concretamente, la voz como instrumento universal, pueden con todo y serán capaces de unir y superar diferencias tan potentes y obvias, como las de un grupo de guerrilleros armados y un grupo de clase alta internacional. Una armonía que se forjará en una veintena de días, que más o menos dura el secuestro, y todos correrán unidos en amor y compañía (trialará).

Si bien, entiendo que esta romántica idea de la ópera y de la música en general es muy atractiva, por algún motivo uno no se la cree en este film.

Los personajes secundarios están descuidados, es más parecen tener menor interés en función de su categoría social. El idilio entre el intérprete del empresario japonés, Gen, y la guerrillera llamada Carmen, no podría ser más plano.

La amistad entre el embajador francés —un irreconocible Chritopher Lambert— y un guerrillero hostil en un principio, porque le recuerda a su hijo, es francamente absurda. La alegría con la que todos los rehenes se divierten y amenizan sus horas con ajedrez, fútbol y clases de música, no se sigue de ninguna acción que permita hacerte olvidar que están secuestrados, que están aislados, que las negociaciones no marchan, e incluso que ya ha habido un muerto.

null

No hay indicios ni motivos para síndromes de Estocolmo. La metáfora de que la música os hará libres —y mejores personas— no es capaz de solventar la línea argumental de la película.

Es una pena. Con un elenco de actores de primera línea: Julianne Moore (desfasada en sus vocalizaciones, para interpretar el canto de Réne Fleming), Ken Watanabe, Sebastian Koch (mediador de la Cruz Roja Internacional), Ryo Kase, Tenoch Huerta… resulta al final decepcionante.

About the author

Rosa María Criado Talavera es licenciada en Filosofía por la Universidad de Salamanca, especializada en Lógica y Filosofía de la Ciencia en la Universidad Autónoma de Madrid. Ha realizado estudios en el Istituto Lorenzo de' Medici en Florencia, en la Evans School de Los Ángeles, CA. y en los Goethe Institut de Madrid y Berlín.
Ha trabajado como responsable de Sensibilización de la ONG, Acsur- Las Segovias, y realizado multiples exposiciones como comisaria en Casa de América, sobre los crímenes de los paramilitares en El Salvador, o en El Círculo de Bellas Artes sobre Haití, en programas de concienciación social. Ha trabajado como responsable de Desarrollo en la Sección Nacional de Amnistía Internacional. Ha dirigido la Fundación para la Investigación de las Cooperativas de Trabajo Asociado. Ha coordinado exposiciones de Arte como Suite Venezia De Vicente Peris en Valencia y el Círculo de Bellas Artes en Madrid. Ha traducido algunos textos del inglés, como El análisis de la Belleza de W. Hogarth, Visor.