SUSPIRIA. Malentendido feminismo gore.

SUSPIRIA.
Amazon Studios.
Dirección Luca Guadagnino.
Intérpretes: Tilda Swinton y Dakota Johnson.
Música: Thom York.
Fotografía: Sayombhu Mukdeoprom.
Coreografía: Damien Jalet.
Guión: David Kajganich.
Género: Terror.
152 minutos.
Distribuido por Diamond Films

SUSPIRIA es más un homenaje que un remake de la película homónima de Darío Argento de 1977. El guion está remotamente inspirado en Suspiria de profundis, de Thomas de Quincey, que es una especie de regresión a la infancia, ayudado por las ensoñaciones producidas por el opio, obra en la que también se inspiró Baudelaire para Los paraísos artificiales.

La película está ambientada en un lluvioso Berlín de 1977, durante la guerra fría, dividido todavía por el muro y con los atentados de la Baader Meinhof de fondo.

La polifacética Tilda Swinton da vida a tres personajes: por un lado, a Madame Blanc, coreógrafa de la academia International Tanz, dirigida por Helena Markos que es interpretada también por Swinton —aunque cubierta por amasijos de grasa chorreante y gafas de sol— y en tercer lugar interpreta al psicoanalista, Josef Klemperer, un anciano que trata a una alumna de la academia y que va indagando una historia llena de idas y venidas y de referencias al pasado.

Dakota Johnson as Susie stars in Suspiria

Dakota Johnson interpreta por su parte a Susi Banion, una alumna que viene desde Ohio para aprender danza con Madame Blanc, a la que sigue desde niña y a la que parece estar unida misteriosamente.

La historia trata de un cierto feminismo, desde la perspectiva más machista posible, contemplado como el imperio de los odios, las rivalidades y el dolor extremo. Se presenta así un matriarcado, concebido como una especie de aquelarre, en el que la lucha de poder es brutal, y en el que los roles masculinos quedan ridiculizados y marginados de manera ostensible. Pero no hay aquí un hermanamiento constructivo entre las brujas matronas de la academia de Madame Markos. Por el contrario, se trata de una lucha un poco sin sentido, por la mera pervivencia del dolor.

Ya la película de Darío Argento, a la que aquí se rinde homenaje, era una película de casquería, y ésta no lo es menos. Aunque las vísceras son más estéticas. Tan solo una coreografía muy cuidada, unida a los gimnásticos esfuerzos por parte de las actrices —en especial por Dakota Johnson— y una música muy bien colocada y ambientada de Thom Yorke (Radiohead) nos permiten sobrellevar con cierto estoicismo este film de terror, que no da miedo y que deja sentir su larga duración en los siete actos de los que se compone. Sin duda lo mejor es la música y las coreografías.

Se estrena el 5 de diciembre de 2018 en nuestros cines, aunque ha sido presentada en el festival de Venecia 2018 y en el Sitges Film Festival.

Mia Goth as Sara and Dakota Johnson as Susie star in Suspiria

Rosa Criado Talavera.

 

About the author

Rosa María Criado Talavera es licenciada en Filosofía por la Universidad de Salamanca, especializada en Lógica y Filosofía de la Ciencia en la Universidad Autónoma de Madrid. Ha realizado estudios en el Istituto Lorenzo de' Medici en Florencia, en la Evans School de Los Ángeles, CA. y en los Goethe Institut de Madrid y Berlín.
Ha trabajado como responsable de Sensibilización de la ONG, Acsur- Las Segovias, y realizado multiples exposiciones como comisaria en Casa de América, sobre los crímenes de los paramilitares en El Salvador, o en El Círculo de Bellas Artes sobre Haití, en programas de concienciación social. Ha trabajado como responsable de Desarrollo en la Sección Nacional de Amnistía Internacional. Ha dirigido la Fundación para la Investigación de las Cooperativas de Trabajo Asociado. Ha coordinado exposiciones de Arte como Suite Venezia De Vicente Peris en Valencia y el Círculo de Bellas Artes en Madrid. Ha traducido algunos textos del inglés, como El análisis de la Belleza de W. Hogarth, Visor.